Paisajes después de un esfuerzo colectivo

Como ya habíamos anunciado, el 12 y 13 de junio tuvo lugar en La Rábida (Huelva) la reunión de la Red Temática de Historia de las Culturas Políticas y las Identidades Contemporáneas, financiada por el Ministerio de Economía y Competitividad (HAR2010-12369e). Bajo la apelación de “Paisajes después de un esfuerzo colectivo. Culturas políticas en España y América Latina”, treinta investigadores de once universidades españolas y extranjeras han dado pie, con sus ponencias y comunicaciones, a un intenso debate sobre los logros alcanzados por esta Red hasta el momento y sus posibilidades de desarrollo futuro. Después de numerosas reuniones de trabajo y de la presentación del avance de sus investigaciones en congresos y foros internacionales celebrados, entre otros lugares, en México, Argentina, Italia, Chile, Colombia, Reino Unido, Francia o Austria, la red se propone llevar ya al papel sus primeras conclusiones. A partir del próximo mes de septiembre comenzarán a ver la luz los primeros volúmenes de una serie de seis que compondrán una interesante obra editorial sobre la “Historia de las Culturas Políticas en España y América”.

DSC_2719

Participantes en el Congreso Internacional “Paisajes después de un esfuerzo colectivo. Culturas políticas en España y América Latina”

No obstante, los debates generados durante la reunión han permitido hacer balance de lo realizado tanto como detectar los vacíos que aún quedan por llenar en la comprensión cabal de las culturas e identidades políticas contemporáneas. La descodificación de culturas y subculturas políticas en cronologías acotadas merece aún tanta atención como la búsqueda de elementos culturales subyacentes, de larga perduración, que atraviesan la Historia de los dos últimos siglos condicionando la relación entre los ciudadanos y el Estado, la percepción del poder y el comportamiento de la clase política. En este sentido, parece imprescindible abordar el papel cultural que la religión, el clientelismo, el caudillismo, el nacionalismo o el faccionalismo, entre otros elementos, han tenido en la configuración de ideologías y prácticas políticas tanto en España como en América Latina. En otro plano, no despiertan menor interés la configuración argumentativa del discurso político, los mecanismos de educación y socialización política y la delimitación de unas ideologías que presentan, muy frecuentemente, importantes áreas de solapamiento teórico y espacios públicos compartidos. La apreciación de que el concepto de Cultura Política -que nos dota de un nuevo objeto de estudio, un nuevo enfoque y unas nuevas fuentes- constituye una herramienta muy útil y versátil para afrontar renovadamente el conocimiento de la Política contó con el acuerdo de todos los presentes. De cara a la continuidad de las investigaciones, la búsqueda permanente de la precisión en el uso de los conceptos y la incorporación de una perspectiva comparativa y transnacional se plantean como retos ineludibles para una Red que aspira con entusiasmo a retomar su trabajo en cuanto las convocatorias ministeriales de subvención lo permitan.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.