Quaresma: cuando los héroes son gitanos (y gitanas anónimas)

La victoria de Portugal ayer en la Eurocopa 2016 es una buena ocasión para hacer visibles las raíces gitanas de muchos buenos jugadores del futbol mundial. Pirlo, Van der Vaart, Reyes… y, especialmente hoy, Quaresma, por citar solo algunos de los más destacados: varios medios de comunicación han empezado a llamar la atención de una u otra forma sobre el aporte de los roma al fútbol.

Ricardo Quaresma, bien apodado El Cigano, es uno de los héroes del día tras la emocionante gesta de Portugal frente a Francia en la final de la Eurocopa. De madre gitana, varios miembros de su familia son parte de la historia del futbol portugués (y mundial) desde antiguo. El propio Ricardo fue introducido en este mundo por su hermano, Alfredo Andrade Quaresma; pero ya antes los aficionados habían conocido el juego de su tío, el gran internacional portugués Alfredo Quaresma (1944-2007) y, aún antes, el de su tío abuelo, Artur da Silva Quaresma (1917-2011), cinco veces internacional del futbol portugués entre 1937 y 1943.

El saludo que se negó a hacer Quaresma

El saludo que se negó a hacer Quaresma

 En 1938, Artur Quaresma demostró una admirable valentía política en momentos muy difíciles, cuando, en un partido entre Portugal y España organizado por y para la propaganda de los regímenes dictatoriales de Salazar y Franco, se negó a secundar el saludo fascista a la romana de “obligado” cumplimiento. Sus brazos caídos al lado del cuerpo fueron el único acompañamiento del discrepante puño en alto que elevaron dos futbolistas portugueses comunistas. La censura manipuló las fotografías del encuentro para que no quedara huella de ello.

Ricardo Quaresma tiene motivos para estar orgulloso de su familia.

Y no solo por la valentía de su tío abuelo. Su madre, Fernanda, sacó adelante a la familia con un tesón que el jugador destacó en una entrevista para la SIC portuguesa. “Nunca me faltó amor y comida en la mesa. Mi madre, que tenía tres trabajos, nunca dejó que faltara algo”, afirma Quaresma al contar diversos episodios de su vida. También recuerda cómo el racismo y el antigitanismo estuvieron presentes en su niñez: “Hay gente que dice que no hay racismo, pero desgraciadamente no es así. Un día desapareció un abrigo en la escuela. Los padres, pronto comenzaron a decir que, sin duda, debió ser cosa del gitano. Más tarde, la verdad salió a la luz y se dieron cuenta de que no tenía que ver conmigo”. Y, a pesar de ello, Quaresma añade: “Me siento orgulloso de lo que soy”. Realmente, tiene motivos para ello.

Quizá en algún momento, el éxito deportivo de estos héroes de la modernidad haga reflexionar sobre el racismo que atraviesa nuestra cultura y que castiga a los gitanos de manera muy especial. Quizá en algún momento incluso, quienes escriben en los periódicos ensalzando a estos héroes se den cuenta de que llevan –como llevamos todos- el racismo impregnado en nuestra mirada y nuestra escritura. Quizá entonces, al presentar al “futbolista gitano” se deje de subrayar el carácter carcelario de sus tatuajes y de poner por delante “el reloj en la muñeca, aunque podría ser de pared, cargado de brillantes” y “el anillo, un sello de oro que ríanse ustedes de los que reparten a los ganadores de la NBA”, porque hayamos aprendido el peligro del estereotipo, ese que estigmatiza a la vez que exotiza y que dejamos atrás cuando contamos otras historias de éxito no tipificadas como “gitanas”.

quzresma y ronaldo


2 pensamientos en “Quaresma: cuando los héroes son gitanos (y gitanas anónimas)

  1. Marta

    Traducción de Catherine Raffait:

    Ricardo Quaresma: quand les héros sont des Roms

    La victoire hier du Portugal dans l’Euro 2016 est une bonne occasion de rendre visibles les racines gitanes de nombreux bons joueurs de football dans le monde. Pirlo, Van der Vaart, Reyes … et surtout aujourd’hui, Quaresma, pour ne citer que un quelques – : Plusieurs médias ont commencé à attirer l’attention d’une façon ou d’une autre sur la contribution des Roms au football.
    Ricardo Quaresma, ainsi surnommé El Cigano, est l’ un des héros de la journée après l’épopée passionnante du Portugal contre la France en finale de l’ Euro. De mère Gypsy, plusieurs membres de sa famille font partie de l’histoire ( mondiale) du football portugais depuis des temps anciens . Ricardo lui – même a été introduit dans ce monde par son frère, Alfredo Andrade Quaresma; mais avant même les fans avaient connu le jeu de son oncle, le grand international portugais Alfredo Quaresma (1944 à 2007) et même plus tôt, son oncle, Artur da Silva Quaresma (1917 à 2011), cinq fois le football international portugais entre 1937 et 1943.
    En 1938, Artur Quaresma a montré un courage politique admirable dans des moments très difficiles, quand, dans un match entre le Portugal et l’ Espagne organisé par et pour la propagande des régimes dictatoriaux de Salazar et de Franco, il a refusé d’approuver le salut fasciste à la romaine “obligatoire”. Ses bras le long de sont corps ont été le seul signe discordant accompagné du poing levé de deux joueurs portugais communistes. La Censure manipulée des photographies de l’ événement n’ en laisse aucune trace.
    Ricardo Quaresma a raison d’être fier de sa famille. Et pas seulement pour le courage de son grand – oncle mais celui de sa mère, Fernanda . Avec détermination le joueur a déclaré dans une interview pour le SIC portugais . «Je ne manquais ni d’ amour ni de nourriture sur la table. Ma mère, qui avait trois emplois, ne nous laissait jamais manquer de quelque chose, » raconte Quaresma à propos de plusieurs épisodes de sa vie. Il se souvient aussi de la façon dont le racisme et l( anti – tsiganisme étaient présents dans l’ enfance: « Certaines personnes disent qu’il n’y a pas de racisme, mais malheureusement ce n’est pas le cas . Un jour , un manteau a disparu à l’ école. Les parents ont bientôt commencé à dire qu’ il fallait certainement voir du côté du gypsy. Plus tard, la vérité a éclaté et l’ on s’est rendu compte que cela n’ avait rien à voir avec moi. ” Et malgré cela, Quaresma a ajouté: «Je suis fier de ce que je suis.” En fait, il a de bonnes raisons pour cela…

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *