Historia de los gitanos: del olvido al reconocimiento

Hay ocasiones en las que ver un aula llena de alumno@s produce especial alegría. No digamos ya si ello se corresponde con la atención y la oportunidad de las preguntas del público. Ese fue el marco del curso Sociedad y Comunidad Gitana en el siglo XXI, una iniciativa de la Federación Andaluza de Mujeres Gitanas –FAKALI- y la Asociación de Mujeres Gitanas Universitarias de Andalucía –AMURADI-, que acaba de cumplir su cuarta edición, con el reconocimiento y el apoyo de la Universidad de Sevilla.

Se trata de una actividad centrada en la importancia de luchar contra los estereotipos  sobre la identidad gitana, imágenes peyorativas que la sociedad mayoritaria interioriza y maneja de forma incluso inconsciente. Las mujeres de Fakali y Amuradi desarrollan un amplio programa social comprometido con la promoción educativa, sanitaria y cultural del pueblo gitano en su entorno inmediato; con esta actividad quieren además exponer ante l@s universitari@s la realidad plural, rica y compleja de lo que es ser gitano/A hoy.

Los estereotipos que reducen a los gitanos y las gitanas a una serie de imágenes tópicas, generalmente negativas, proliferan en los medios de comunicación y, por ello, el curso presta especial atención a la importancia de detectar y combatir el racismo implícito en el discurso comunicativo. También en el espacio fluido y poco regulado de las redes sociales, donde anida en ocasiones la más pura xenofobia y otras actitudes discriminatorias que deben ser denunciadas.

Pero los estereotipos del presente tienen largas raíces en el pasado, cuyo conocimiento ayuda a explicar los prejuicios existentes en contra de los gitanos. Por ello, las compañeras de Fakali-Amuradi son conscientes de la importancia de la historia como herramienta de lucha contra las representaciones estigmatizadoras y han hecho sitio en su curso para este tipo de conocimiento. Por segundo año consecutivo hemos tenido el placer de colaborar con ellas en este empeño, con una conferencia de María Sierra, que fue invitada al curso para hablar de un pasado que es muy presente.

Bajo el título de “Historia de los gitanos: del olvido al reconocimiento”, se analizó el proceso histórico de formación de unas imágenes que empezaron a difundirse hace ya siglos, y que en la Edad Contemporánea se consolidaron a través de innumerables productos que popularizaron una representación “exótica” de los gitanos (en óperas, pinturas, obras de teatro, etc.). Las imágenes negativas y las aparentemente positivas han insistido en marcar a los gitanos como “diferentes”, en una operación colonial de creación de una comunidad a la que se le atribuyó un lugar esencialmente subalterno. La historia del antigitanismo, los sucesivos episodios trágicos de acciones políticas y sociales contra el pueblo gitano que han tenido lugar en España y Europa, está estrechamente relacionada con la historia de la formación de estos estereotipos. Por eso es importante desmontarlos desde una perspectiva histórica.

Sin embargo, también es importante contar la historia de los gitanos en positivo, su propia historia: no al margen de, pero sí más allá de, la historia de las reacciones de la sociedad mayoritaria frente a este colectivo. Esta es la otra línea de trabajo de la que se ocupó la conferencia, que quiso recuperar la pluralidad de vidas gitanas perdidas en el tiempo, una muestra de la forma diversa de ser gitano y gitana a lo largo del tiempo, superando los estereotipos asignados desde fuera.

IMG_3416

Un momento de la conferencia

IMG_3422

María Filigrana y María Sierra

inauguración

Inauguración del curso

Agradecemos a las compañeras de Amuradi-Fakali la ocasión que nos dieron para presentar con este motivo nuestro proyecto de investigación PENDARIPEN, un proyecto para rescatar la historia gitana del olvido y convertirla en el fundamento del reconocimiento de unos derechos y una dignidad de los que tradicionalmente se les ha privado. Las asociaciones gitanas -como las convocantes de este curso- están en esa brecha y la Universidad debe estarlo también.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *